¿EL BIEN Y EL MAL EXISTEN?

La luz y la oscuridad, el amor y el odio, el ángel y el demonio, lo positivo y lo negativo. Son estas unas de las tantas variantes a las que nos referimos cuando hablamos del bien y el mal. En esta nota les daré mi opinión sobre este gran dualismo.

La luz y la oscuridad, el amor y el odio, el ángel y el demonio, lo positivo y lo negativo. Son estas unas de las tantas variantes a las que nos referimos cuando hablamos del bien y el mal. En esta nota les daré mi opinión sobre este gran dualismo, cuya existencia es muy debatible en nuestra sociedad.

Para las religiones, el bien y el mal se basan en decisiones y sentimientos que provocan bondad y tristeza, según las opciones que tomemos. Para la ciencia, es un simple reflejo de aprendizaje en el cual se desarrolla a través de la empatía o la crianza que determina el comportamiento de la persona para el el-bien-y-el-mal-10.jpgmomento que desarrolle la conciencia para ser responsable de sus propios actos. En la sociedad de hoy en día, creemos que esta última explicación es la mas acertada. Sin embargo no me atrevería a descartar del todo el razonamiento opuesto. En mi parecer, la ciencia no se equivoca en el razonamiento que plantea, pero tampoco está del todo acertado al negar que existe tal cosa como el bien y el mal.

En mi razonamiento y la forma en que yo lo veo, es algo realmente difícil de demostrar. Sinceramente, pienso que su existencia es absolutamente relativa. No tenemos la certeza de que las secciones son totalmente creadas para mantener el orden en la sociedad y no hay otra cosa en que atribuirlas. Pero si de algo estoy seguro, es que lo único que puede hacer que rompas las reglas dentro del sistema en el que formas parte, es por medio de la moral. La moral es aquella disciplina filosófica, que estudia el comportamiento humano en cuanto al bien y el mal. La moral es realmente difícil de denominar. No es algo que tu puedas generalizar o etiquetar como algo que interpretamos todos de la misma forma. Esta misma varía según la esencia que adopta cada persona, por lo que es muy variable en cada uno de nosotros.

Voy a ponerles un ejemplo: Supongamos que hay una ciudad que vive dentro de un domo. En esa ciudad queda estrictamente prohibido salir del domo de noche, porque pueden ingresar invasores a la ciudad. Sin embargo, un muchacho se entera que su mejor amigo, el cual es como un hermano inseparable para él, queda afuera del domo debido a cierto accidente que le impidió atravesarlo antes de que oscureciera y posiblemente pueda morir por las criaturas que rondan en la noche. Es en ese momento que el chico debe decidir si obedece las reglas y decide dejar atrás a su amigo, o ignorar las reglas que fueron ejecutadas en la ciudad y salir del domo con el fin de ayudar a su mejor amigo. El simple hecho de debatir si debe ignorar las reglas debido al fuerte vinculo que comparte con su amigo, determina aquí la moral frente al bien y el mal.

El bien y el mal existe como una esencia, fuerza o energía que rodea al universo. Es algo que se presenta en casos donde una decisión es realmente difícil de tomar. Pero la forma en la que la interpretamos cada uno, es justo lo que genera que haya dudas sobre su existencia. Si me lo preguntan, son fuerzas que realmente exceden a nuestra comprensión como seres limitados. No es algo archivable o tangible, como tocar una madera recién elaborada. Es algo que puede estar y no estar. Es algo que depende de uno mismo atribuirle su existencia. Personalmente yo no me atrevería a descartarlos y negar que están en el mapa, puesto como dijo un gran filosofo una vez, “yo solo sé que no se nada”.

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...