GonDopazo

GonDopazo en Lexfiction 10 de Febrero de 2018

El alma muerta

A veces nos sentimos mal del estómago, otras veces de la cabeza. Algunas veces nos fracturamos una pierna o en el peor de los casos perdemos la movilidad de la misma o perdemos nuestra vista. Pero incluso esas personas que ya no pueden caminar ni ver, salen adelante y triunfan. ¿Por qué?, creo que eso es porque aún tienen un algo que no importa que impedimentos físicos tengas, ese algo siempre encontrará la forma de hacernos levantar, no importa qué situación enfrentemos. Ese algo llamado alma, la esencia de nuestra voluntad y nuestra energía. Esa sensación que nos cura cuando estamos lastimados y nos hace ver lo bueno que tenemos. Un alma sana no tiene límites, siempre hará que nuestra fuerza no decaiga, ayudará a cumplir nuestras metas. Nos dará la oportunidad de amar y recibir amor. Nos otorgará el don del perdón. Siempre habrá una salida, mientras la tengamos sana.

Sin embargo un alma que se está enfermando, que se va agrietando o deteriorando, o sientes que no puedes afrontar los problemas como antes. Entonces no lo dudes, pide ayuda cuanto antes, no ignores lo que te hace sentir mal por dentro. Sin importar si eres la persona más sana físicamente, no hay peor dolor que lo que desencadena las emociones humanas. El alma y el espíritu es lo más  importante que tenemos. Una persona puede seguir adelante porque su mente se lo permite, no por su cuerpo que respira y mueve sanamente. Nuestros caminos son trazados por nuestra alma que en su estado más puro, traza los correctos. Un cuerpo con discapacidad puede ser altamente compensado por una mente pura lleno de ideas y pensamientos. En cambio, un cuerpo atlético y musculoso, puede sumergirse en un pozo profundo si su mente esta intoxicada o dañada por alguna circunstancia que lo golpeó. No crean que una persona inválida es menos feliz que una persona sin ningún impedimento físico. Nuestro cuerpo material no define nuestro estado anímico, son nuestros sentimientos que nos hacen sonreír ante las adversidades. Es por eso que las circunstancias en las que uno nace no tienen importancia, es lo que uno hace con el regalo de la vida lo que lo define. Cuida siempre tu salud física, pero cuida más aun tu salud mental y emocional. Ya que nuestros pensamientos son el motor de nuestro más grande vehículo. Si sientes tristeza, angustia o falta de ánimos, pedí  ayuda cuanto antes y no temas pedirla, el orgullo no suma en nada en una situación así. La diferencia entre un cuerpo sano y un alma sana, es que el alma puede hacer la diferencia frente al cuerpo, el cuerpo en cambio no puede hacer absolutamente nada. Comparte tus preocupaciones con alguien de confianza y no te canses hasta que tu alma este sana, ya que si tu alma muere solo serás un cuerpo que respira y se mueve. Es preferible ser energía que una cáscara vacía.

Por Gonzalo Dopazo

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...