GonDopazo

GonDopazo en Lexfiction 06 de Marzo de 2018

La DEPRESIÓN no existe

Cuantas veces por la vida, hemos escuchado la famosa frase: "Este es un loco", "Este esta mal de la cabeza", "Este tiene que ir al psicólogo". Uno se la pasa viendo y diciendo, pero nunca sintiendo. Por esta razón hoy llamamos a las personas que se encuentran con un bajo estado anímico como "depresivas". ¿Que es eso?. Una simple palabra con la que un profesional en el área de la psiquiatría con la que decidió englobar a toda persona que se siente mal y sin ánimos. Cuando en realidad solo sacó un diagnostico poco preciso y le puso un nombre que sonara llamativo. Uno puede escuchar una y otra vez los problemas y frustraciones de una persona, pero no es lo mismo escuchar que sentir.

Imagen relacionada

Si yo te contase que fui a la guerra y recibí una balazo en la pierna, seguramente me dirás que debió ser doloroso. Pero lamentablemente imaginárselo y sentirlo, son dos cosas completamente distintas. A un amigo se le puede morir un padre, podrás saber que el esta sumamente triste por ello, pero no hay forma de que sepas ni una milésima parte de lo que siente, a menos que te haya pasado exactamente lo mismo.

Por eso creo que la depresión de por si no existe, porque son un montón de personas que de seguro pasaron por un montón de momentos, de los que muy probablemente, tu, que eres un simple espectador, no hayas experimentado ni la mitad. La depresión es una etiqueta que se le da a una persona incomprendida.

Muchas veces, escuche a gente decir, que la gente depresiva son unos fracasados que no hacen nada. Pues esa gente no conoció de seguro al gran cantante Kurt Cobain: Cantante, compositor, guitarrista y un gran filosofo de la sociedad. Era realmente una artista único en el mundo de la música, sin embargo trágicamente se metió un escopetazo en la cabeza y por eso hoy en día para muchos es un loco de primera. Por ende los que hoy escuchan su música son considerados por muchos como "Bajoneros". Yo le pregunto a esa gente que dice eso. ¿Vivieron su vida?, ¿Se criaron de la misma forma?, ¿Atravesaron por las mismas dificultades?. Claramente no necesito responder, ya saben a donde a punto con esto. Se pusieron a pensar alguna vez ¿Por que alguien se vuelve un asaltante de bancos?. Dudo que lo haga por la diversión de ser perseguido por la policía. Quizá atravesó por muchos casos en su vida, casos que ni siquiera hubiésemos imaginado en nuestras propias vidas y lo llevó a cometer esos actos. Pero para la sociedad, una persona suicida, es un maldito enfermo. Yo no lo veo así, yo veo a una persona que sufre diariamente y de alguna forma indirecta pide ayuda a gritos. ¿Que hacen los demás al respecto?. Simplemente le dan pastillas hasta que se calme, como si la solución a los problemas lo tuviéramos en una farmacia. El problema radica principalmente con las famosas etiquetas que fabrica la sociedad constantemente. Siempre existe un nombre para todo: El que hace reír, es un payaso, el que se tira de paracaídas, es un osado, el que le gusta salir con varias mujeres, es un mujeriego y entre muchas más. Por darle demasiados nombres a las cosas, es que no nos damos cuenta que una persona necesita ayuda y en lugar de ayudarlo, mandarlo a un psiquiatra para que les de unas cuantas pastillas y se calme, es una solución mucho más simple. Cuyos medicamentos pueden traerle más problemas que soluciones. Pero no, el es un depresivo y por eso debe tomarlas. Luego una persona engaña a su mujer con sus hijos y nadie le exige meterse algo en la boca. Al contrario a veces eso se ve bien y justificado por algunos.

Recuerden que las emociones humanas son distintas en cada ser que las adapto, por ende, no podemos creer que por escuchar una historia ya tenemos todas las conclusiones precisas, para saber que esa persona esta mal de la cabeza. Como bien dije, escuchar no es lo mismo que sentir y al ahorrarnos el trabajo de sentir, terminamos hablando de algo que posiblemente no sepamos nada. Es ahí cuando nace la depresión. Una palabra que se archivó en una carpeta de la computadora para simplificar las cosas y darle un nombre a todo. Por algo el ser humano solo usa el 10% de su cerebro. Porque si ese porcentaje representara la falta de análisis y el prejuicio excesivo, entonces ese porcentaje estaría mas que acertado. Pero yo mis queridos lectores, no creo en la depresión, si puedo creer en una persona que maneja la frustración a un nivel distinto al resto, pero la sociedad la llama depresión, porque siempre poner un nombre que simplifique todo es más fácil.  Tal vez sea una tristeza duradera por la cual una persona como muchos lo harán, se toman su tiempo para sanar. Ponerse en el lugar del otro y tratar de acercarse más al sentimiento y no al capricho es mas difícil, por eso nos salteamos ese paso.

Por Gonzalo Dopazo.

depresion
Sociedad
prejuicio
etiquetas
situacion

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...