GonDopazo

GonDopazo en Lexfiction 31 de Marzo de 2018

la sonrisa de las redes

Siempre que nos paseamos por las redes sociales, ya sea facebook, instagram, twitter o Snapchat, vemos como nuestros contactos suelen compartir momentos únicos y felices de sus vidas. Ya sea unas vacaciones en el otro lado del mundo, el momento en que se reciben de la facultad o besándose con su respectiva pareja. Casi todo lo que vemos en las redes sociales esta repleto de “acontecimientos felices”, donde quizá puede generar situaciones de inconformidad. Tal vez podemos sentir que tenemos lo suficiente como para ser felices, pero luego entramos a facebook y vemos que alguien tiene un barco privado o un nuevo auto 0km, lo que hace que lo que creíamos suficiente y satisfactorio en nuestras vidas, por ver una simple foto acompañada de una descripción, puede dejar de serlo en cuestión de segundos.

Imagen relacionada

Uno rara vez pone lo mal que se siente por una red, porque no quieren mostrar sus frustraciones, quieren plasmar un mundo lleno de felicidad y fantasía, donde de tanto plasmarlo, logran hacernos creer que efectivamente es una vida genial. Pero lo cierto es que solo vemos una felicidad momentánea o incluso podríamos llegar a ver un intento de cubrimiento para que no pensemos que es una persona infeliz. Las redes muestran realidades sumamente especulativas, donde con tan solo ver una cara sonriente y un bello paisaje de fondo ya damos por hecho de que esa persona tiene una gran vida. Pero como dijo Nicolas Maquiavelo: “Pocos ven lo que somos, pero muchos ven lo que aparentamos”.

Lo cierto es que podríamos estar viendo la mismísima alegoría de las cavernas que plantea Platón. Un mundo de sombras y especulaciones, donde lo que nos parece es lo que efectivamente es. Pero puede que sea una simple ilusión, puede que esa persona este publicando un momento que parece feliz para tapar un momento estresante en su vida. Quien sabe, realmente es muy complicado comprobarlo, teniendo en cuenta que no podemos estar en la vida de todas las personas y mucho menos experimentar lo que realmente sienten. Sin embargo las redes crean un campo visual donde nos hacen creer que sabemos de sus vidas y de como se sienten. Realmente es algo completamente subjetivo, porque nos separa tanto la distancia como la interacción personal.

La felicidad está en lo que nuestra mente tiene ganas de ver. Si alguien rompe su relación amorosa y en ese instante ve una foto de un conocido mostrando lo enamorado que esta de su pareja, tal vez genere una cierta frustración en la persona, sin quizá saber que el otro esta también pasando por una situación difícil, pero publica ese momento para que nadie note sus preocupaciones reales.

Resultado de imagen para flasa felicidad en facebook

El mundo virtual es un cuarto oscuro lleno de espejos. Nos reflejamos en el espejo que elegimos ver. Pero dicho espejo, no muestra el reflejo propio, sino un reflejo que queremos mostrar. Todos nos quedamos con la proyección que nos distraiga de la realidad. La realidad supera la ficción, se dice muy a menudo y creo que es muy apropiada esta frase para lo que trato de explicar. Porque pienso que el mundo de las redes es un mundo que suele ser muy ficticio. Tengo la hipótesis de que muestra una sonrisa entre dientes, en el que mostramos una fantasía llena de vídeos, fotos y comentarios optimistas. Creo que las redes crean un mundo donde se puede ver todo y nada al mismo tiempo. Uno publica un plato de una milanesa napolitana, donde estéticamente se ve bien y sabrosa, pero quizá por dentro ese plato no muestre lo crudo que en verdad está, pero por supuesto, no hay forma de saberlo, sin embargo elegimos creer que es una gran milanesa sin siquiera haberla probado.

Es la realidad engañosa que nos quieren mostrar, un mundo de rosas cortadas de raíz. No podemos olerlas, por eso nos quedamos con la proyección visual, que nos hace asimilar que huelen bien. Un estado en una red social, parece que nos dice todo lo que alguien siente, sin embargo son un par de palabras escritas que solo dicen algo que se lee. El mundo de las redes es una caverna vestida de casa elegante, pero casi nadie se mete dentro para ver si en verdad es una lujosa casa cómoda o una oscura cueva perturbadora.

Por Gonzalo Dopazo.

redes sociales
realidad
felicidad
Facebook
instagram

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...